Home » Sin categoría » Iris van Herpen explora los híbridos humano-animales en la colección de alta costura Shift Souls
Mundo Textil, Revista de proveedores de la Industria Textil e Indumentaria

Iris van Herpen explora los híbridos humano-animales en la colección de alta costura Shift Souls

Iris van Herpen observó los avances en ingeniería del ADN y las formas femeninas en la mitología al imaginar esta colección escultórica de alta costura. La diseñadora de moda holandesa exhibió su colección Shift Souls en el Musee des Beaux-Arts  como parte de los espectáculos de alta costura en París, junto con una instalación de luz láser del artista contemporáneo Nick Verstand.

Cada una de las 18 prendas, que presentaban esferas voluminosas, elaboradas formas onduladas y detalles cortados con láser, fueron inspiradas por híbridos humano-animales.

La paleta de colores cálidos de la colección va desde tonos índigo y púrpura a ocre y amarillo, e incluye estampados que crean ilusiones ópticas para «distorsionar el cuerpo».

Van Herpen piensa que el tema de las criaturas híbridas es importante, dados los recientes avances científicos en ingeniería genética. «Con los avances en la ingeniería del ADN y las primeras creaciones exitosas de híbridos humano-animales llamados cíbridos, los sueños mitológicos de la humanidad desde los albores de la civilización están cambiando al lienzo de la ciencia», dijo la marca.

«Si bien las implicaciones científicas y éticas de los cíbridos aún no están claras, esta colección expresa el hecho de que esta realidad está sobre nosotros».

Una pieza, realizada en colaboración con el artista y ex ingeniero de la NASA, Kim Keever, presentó fotografías de «nubes de colores vaporosos» impresas en organza translúcida y en capas para crear patrones borrosos.

Otra prenda fue hecha de telas de seda teñidas con gradiente en capas contra marcos cortados con láser de polietilentereftalato glicol (PETG), una resina plástica de color transparente, para crear formas esferoides voluminosas que están destinadas a «flotar en simbiosis con el cuerpo como criaturas mitológicas».

Van Herpen reveló que su inspiración inicial vino de Harmonia Macrocosmica, un atlas estelar de principios del siglo XVII del cartógrafo alemán-holandés Andreas Cellarius, así como representaciones históricas de criaturas mitológicas y astrológicas a lo largo de la historia.

Lo más destacado del espectáculo fue un vestido rojo futurista con una multitud de ondas cortadas con láser, que crearon una «danza de temblores que distorsionan ópticamente el cuerpo».

Acompañando a las prendas había una serie de joyas faciales impresas en 3D hechas en colaboración con la Universidad Tecnológica de Delft, desarrolladas al escanear en 3D la cara de la modelo y trazar una forma basada en los cambios de densidad de la cara.

Para el final del espectáculo, Van Herpen trabajó con el artista holandés Verstand en una instalación de iluminación que uso muros de luces láser para crear un «paisaje de ensueño» de nubes circulantes en el techo del lugar.

«Iris quería envolver a la audiencia en un paisaje onírico de nubes, en relación con los tejidos de la colección diseñada en colaboración con el artista Kim Keever», dijo Verstand. Para crear el ilusorio muro de luz, el artista holandés colocó láseres en las esquinas de la pasarela, en el piso y sobre las cabezas de la modelo. Los ventiladores se utilizaron para dirigir el humo de las máquinas de humo a las superficies del láser desde múltiples ángulos.

«Cuando el humo se mezcla con el aire y golpea los rayos láser, revela los vórtices en forma de nube en el aire mientras crea la ilusión óptica de una pared inmaterial», dijo Verstand.

Van Herpen es reconocida por aplicar técnicas innovadoras a materiales inusuales en sus colecciones. Su colección  anterior vio a la diseñadora traducir el movimiento cinético de las aves volando en prendas plisadas.

Fuente: Dezeen 

About mundotextil